• martawalliser1

Entrevista a Carmen Morente



Nacida en Granada, Carmen Morente comenzó sus estudios artísticos a la edad de diez años, creciendo como profesional en los tablaos y teatros de la misma ciudad, donde el arte fluye entre dos ríos.

Hermana del grandísimo cantaor Enrique Morente, Carmen vivió desde la cuna el flamenco de la tierra, ese que ahora nos transmite. Con su baile, nos traslada al mundo creativo que habita en su interior, y con sus letras, da sentido a cada nota de su vida.


Infinite Spur - Muy buenos días, Carmen, un placer poder contar contigo en este espacio cultural y que compartas con nosotros tu pasión por el flamenco, bienvenida, ¿Cómo estás?

Carmen Morente - Muy bien, con mucha ilusión de estar aquí y poder expresar, compartir y enseñar a todo el mundo el maravilloso arte del flamenco.


IS - ¿Quién es Carmen Morente?

CM - Bueno, yo soy de Granada, y soy bailaora y profesora de flamenco. He vivido el flamenco en mi casa desde siempre e imagino que, mi tierra y mi gente, tienen que ver muchísimo en esto. Para mí, el flamenco es una forma de vivir y sentir.


IS - Carmen, ¿por qué el flamenco? ¿Podemos hablar de una cultura flamenca?

CM - Como te digo, el flamenco es una forma de vida; creo que tiene que ver con el lugar donde nací, que es Andalucía. Allí tenemos una sensibilidad especial para el arte en general. Creo que hay más artistas por metro cuadrado que en cualquier otra comunidad autónoma. Imagino que se debe a nuestra historia tan rica y al mestizaje de culturas a lo largo de los siglos, el flamenco es un arte vivo y siempre las ha asimilado y se ha enriquecido de este intercambio cultural.

Además, en mi tierra, el arte es una forma de ser, de sentir, de vivir y expresar lo que llevas dentro, y el flamenco es una de las mejores herramientas que tenemos para ello. Y, por supuesto que podemos y debemos hablar de una cultura flamenca, no nos olvidemos que desde el 2010, el flamenco ha sido reconocido como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.


IS - ¿Qué nos puedes contar sobre la terminología propia del flamenco?

CM - Es cierto, cuando hablamos del flamenco, tenemos también nuestra forma de expresarnos y de nombrar cada cosa. Por ejemplo, el tablao es donde se escenifica un cuadro flamenco. Se canta, se toca, se bailan todos los palos del flamenco. Cada uno de los elementos, como la guitarra, el cante, las palmas, la percusión y el baile, se pueden expresar de manera independiente, pero todos conforman un cuadro flamenco en su conjunto. En el baile hacemos música con los zapatos, con los que hacemos diferentes ritmos, sonidos y matices que componen la técnica del taconeo, y con las palmas, que también tiene su técnica, pero al mismo tiempo, expresamos las emociones con el cuerpo. Hay que experimentarlo.

Cada forma de cantar o bailar es lo que llamamos palos, y se refieren a un sentimiento u a otro, más triste, más alegre. En el flamenco, todo es expresión, las letras, la musicalidad y el baile todo es un conjunto que encaja en el sentimiento.


IS - El flamenco, además de tradición es también espectáculo, los trajes, complementos, colorido, todo un mundo de significados ¿qué nos puedes contar?

CM - Por supuesto, además de la técnica está la belleza de los trajes, que son todo un mundo de significados. En Andalucía, el vestido de flamenca se llama de faralaes, que significa el vestido de la alegría. La Exposición Iberoamericana del 29 abrió el flamenco profesional al mundo y, con ello, el atuendo, sobre todo el vestido de la mujer, que es mucho más llamativo. Todo lo referente al hombre es un poco más austero. Esto no quiere decir que no sea bonito, pero la indumentaria de la mujer da mucho más juego, tiene más accesorios, las batas de cola, peinetas, flores, pendientes, el colorido es inmenso.

Los vestidos forman parte de la expresión del baile y cada palo tiene su significado, en función de la emoción, te pones unos u otros. Para las Alegrías, te pones un vestido más alegre o por ejemplo, con los Tangos, llevan volantes. Los colores, también más alegres. Para los palos más serios, más tristes, llevamos colores más oscuros. Es todo un mundo. Además del traje, están todos los complementos el mantón, el abanico, las castañuelas, que va también condicionado a lo que quieras interpretar.


IS - Carmen, háblanos del curso que impartes con nosotros, “La Magia y el Duende”. ¿Qué les puedes contar acerca de este curso a los alumnos que están interesados en tener una aproximación al flamenco?

CM - Es un curso que nos va a introducir en la cultura de España, y de Andalucía en particular, a través del mágico mundo del teatro y del flamenco. En este curso se estudiará una visión global del flamenco basada en textos históricos, poemas, tecnologías audiovisuales, danzas con música en vivo y mucho más, con la intención de que, en un futuro, el alumno pueda escoger algo más específico en lo que quiera profundizar y desarrollar, porque este mundo del flamenco es muy, muy grande.

Los estudiantes aprenderán a analizar críticamente todas las fuentes, incluidos los documentos históricos, piezas teatrales, música flamenca, cine, películas, como por ejemplo alguna de Carlos Saura. Como parte del curso, los estudiantes también participarán en la elaboración de un proyecto interdisciplinar escénico de teatro flamenco, expresando lo que les preocupa o inquieta en ese momento. Intentaremos sacar, desde dentro, lo que ellos quieran expresar.



IS - Con esta nueva realidad del COVID que estamos viviendo y desde tu experiencia, ¿crees que se puede aprender flamenco de forma virtual?

CM - ¡Claro que es posible!, además con esta situación todos nos hemos tenido que adaptar. El ser humano tiene una capacidad de superación y adaptación increíble y antes de la pandemia, los profesionales ya usábamos las tecnologías digitales, para intercambiarnos el trabajo y economizar el tiempo. Nosotros siempre estamos trabajando; uno puede estar trabajando en una parte del mundo, y luego, cuando acabas tienes que engancharte con otra compañía, en otro lugar. Con este ritmo de vida, no podemos perder tiempo y para prepararnos, nos enviamos los temas, videos y música y nos los estudiamos antes, para poder optimizar el tiempo cuando nos vemos. Por tanto, son herramientas que ya estábamos usando.

Por supuesto, no es lo mismo dar una clase en vivo en la que interactúas con los alumnos, que hacerlo de forma virtual, pero esto es lo que nos ha tocado vivir. No tenemos que dejar que esta situación sea un freno para poder desarrollarnos, sino que debemos continuar, adaptarnos, y seguir aprendiendo y trabajando en lo que nos gusta y queremos hacer.


IS - ¿Qué consejos dirías a los alumnos que están interesados en este curso de “La Magia y el Duende”?

CM - Pues que no dejen que esta situación paralice su desarrollo y que realicen este curso online. Que se atrevan a adentrarse en este mundo tan inmenso y rico como es el arte flamenco. Que el tesón y la constancia que ponemos en las cosas que nos gustan y que queremos aprender, es fundamental, para poder desarrollarnos. Que vamos a descubrir y disfrutar, escuchando los cantes, los toques del flamenco, su historia y su pulso, y ¿por qué no? bailando esos sones tan antiguos que nos han llegado a través del tiempo con toda su esencia. Poder expresar a través del flamenco lo que sentimos en nuestro interior, puede ser una experiencia única. Entonces les invito a que lo comprueben y lo experimenten online, que hay muchísimas cosas que podemos hacer. Y en un futuro, ¿por qué no vernos? y será todavía más maravilloso.


IS - Pues nos unimos a estas palabras de Carmen, invitando a todos nuestros alumnos a que la conozcan y descubran esa pasión que transmite sobre el flamenco. Carmen, gracias por tu tiempo y tu entusiasmo, un placer poder contigo, tu experiencia y tu arte. Muchas gracias.

CM - Gracias a vosotros. Encantada de que conozcáis mi alma flamenca.